Después de una romántica pedida en Covadonga, junto a la fuente de los siete caños, Laura y Ramón contrajeron matrimonio el pasado 9 de enero en Gijón. 

Con apenas unas semanas de preparación y la ayuda de su madre, la novia organizó la boda de sus sueños: una celebración romántica, muy íntima y sencilla, acompañada de las personas más importantes de su vida.

Laura eligió uno de nuestros diseños para el día de su boda. No tenía claro quién iba a ser el diseñador de su traje de novia, pero un día, por casualidad, mientras paseaba por Oviedo con su madre, vio nuestro taller y se decidió a entrar: siempre le habían encantado los diseños de Cristina Pascual. En el atelier vio una falda de tul de la que se enamoró inmediatamente y decidió que esa sería la que luciría el gran día. Después Cristina diseñó un top que combinaba de maravilla con la falda –con mangas de tul haciendo juego– y se amoldaba perfectamente a la figura y personalidad de nuestra novia. También se dejó asesorar por Cristina para la elección de los zapatos: todo un acierto.

Boda Laura y Ramon_Cristina Pascual

El peinado fue obra de Alonsos Peluqueros, en concreto de Adrián, su peluquero de confianza, que elaboró un semirrecogido muy natural y estiloso, combinándolo con una preciosa peineta de plata (regalo de la madre de la novia).

El novio también estaba muy guapo, con un traje de Mango, camisa a medida de Sierra, pajarita de Trapper y zapatos de El Ganso.

La boda de Laura y Ramón

Tras celebrar una ceremonia civil en el ayuntamiento, se dirigieron al moderno Hotel & Spa Bal de Quintueles, a las afueras de Gijón, donde tuvo lugar el banquete.

La afortunada en recibir el ramo, de la floristería Protea, fue la hermana de Laura: Julia.

Y al son de alguna canción de George Harrison, los novios bailaron y disfrutaron de cada momento de ese precioso día…

La boda de Laura y Ramón_Cristina Pascual

Boda_Laura y Ramón_Cristina Pascual_106

¡Enhorabuena de nuevo, Laura y Ramón! Esperamos que seáis muy felices.