MartayLinos-159

Inauguramos una nueva sección donde mostraros el día más importe para nuestras clientas y por tanto para nosotros ;¡la boda!

Cuando Marta llegó al atelier de Oviedo era un mar de dudas, pero sabía perfectamente lo que no quería.

Ella es profesora de educación física, trabaja en Gijón, desde donde vino con un gran reto, quería un vestido sin artificios ni grandes complicaciones, algo sencillo y sin excesos, en definitiva un concepto muy limpio , lo que hizo que fuese de esas novias con las que nos encanta trabajar…, aunque, dicho por delante, cada una es un mundo y aprendemos de todas ellas.

Así que , después de escuchar sus expectativas teníamos tarea por delante y en ella nos pusimos a trabajar, con el objetivo claro de hacer algo que le encajara y le hiciese sentir estupenda.

En la segunda cita le presentamos nuestras propuestas y en seguida se decantó por un vestido en crepe de seda, con escote a la caja, manga larga y rematando el vestido un vivo doble dorado en piel rossé que marcaba el talle bajo y los puños de las mangas,  además de una vistosa transparencia en la espalda en tul plumetti.

Como prioridad, que fuese un vestido cómodo, y así intentamos hacerlo con una falda que le facilitaba mucho el movimiento para la gran fiesta que le esperaba.

Pero antes de todo esto, y de que pudiéramos ver el resultado de su vestido, pasamos por un proceso de creación conjunta, ya que un vestido a medida conlleva varias citas. En la primera estudiamos el estilo de la novia, y sus gustos así como las posibilidades de corte según su fisionomía y tipo de boda que quiere realizar (si es en el campo, sobria, romántica….)

En la segunda, nos vemos para presentarle los bocetos que hemos preparado según lo hablado en la primera, y solemos aprovechar para que la novia se pruebe unas siluetas con el fin de ayudarle a entender mejor las ideas que le proponemos.

Cuando terminamos con esta primera parte, medimos, repasamos el modelo elegido y comenzamos con las pertinentes pruebas…y así lo hicimos con Marta…

En la primera prueba hacemos la toile, es decir, una réplica del vestido en tejido normalmente de algodón. De manera que se puede ver el efecto final que tendrá el definitivo.

En esta fase se pueden realizar algunas modificaciones, ya que es un proceso de creación vivo, no estático, en el que cuadramos con la novia posibles cambios y mejoras.

En la segunda,  ya tenemos el vestido con su tejido definitivo y este día vemos los complementos: hablamos del tocado, los zapatos si la novia decide hacérselos con nosotros, etc… y en el caso de Marta, retomamos su idea en cuanto a su tocado floral para poder presentárselo en la siguiente cita.

En una tercera vemos el vestido casi terminado y probamos los diferentes tipos de velos y las posibilidades de llevarlo.

Y en la cuarta y última cita, probamos el vestido con todos los complementos elegidos para asegurarnos que esta todo perfecto y, si es así, se prepara para su entrega.

El look de Marta se complementó con el tocado floral que le hicimos siguiendo sus deseos con todo el cariño, pendientes de Tous, y un anillo de su abuela (un ópalo con brillantes).

María y Linos contaron con la ayuda de Living Las Bodas para organizar su boda y para la decoración de la misma. De las fotos se encargó  F2studio, que inmortalizaron este maravilloso día. Las flores fueron de Pando Florista. Maquillaje, Reyes Tabares y peluquería, Mary Huertas.

La boda se celebró en el Palacio de Valdesoto, con el catering Deloya Gastronomía y tarta de Mis Dulces 26.

Por último deciros que nos encantó poder participar en vuestro maravilloso día.

Un beso muy fuerte, Marta y Linos.

MartayLinos-11 MartayLinos-37 MartayLinos-38 MartayLinos-104 MartayLinos-109 MartayLinos-123 MartayLinos-129 MartayLinos-159 MartayLinos-160 MartayLinos-165 MartayLinos-174 MartayLinos-177 MartayLinos-179 MartayLinos-181 MartayLinos-182 MartayLinos-184 MartayLinos-185 MartayLinos-186 MartayLinos-187 MartayLinos-188 MartayLinos-198 MartayLinos-217 MartayLinos-243 MartayLinos-259