Ruth y Pepe se casaron el pasado marzo en el Ayuntamiento de Gijón y celebraron el banquete en uno de los restaurantes de Nacho Manzano. ¿Quieres conocer todos los detalles de esta preciosa boda asturiana?

Todo empezó con un anillo de la Joyería Ulibarri, que Pepe regaló a Ruth en Bilbao por su cumpleaños: ¡vaya sorpresa! Y para que el cumpleaños del novio no fuera menos, la fecha elegida para la boda fue el 11 de marzo: día en que nació Pepe.

La boda de Ruth y Pepe en Gijón

La boda de Ruth y Pepe en Gijón

Ruth se decantó por un vestido de Cristina Pascual desde el principio, ya que siempre que pasaba por la tienda y atelier de la diseñadora en Oviedo, le encantaban los trajes de novia y complementos para invitada del escaparate. Así que, solo tres meses antes de la boda, se decidió a entrar y contarle a Cristina el tipo de boda que iba a celebrar y la idea que tenía sobre el vestido de sus sueños. Después de varias citas, y a pesar del poco tiempo del que disponían para el diseño y confección del vestido, diseñadora y novia encontraron el modelo perfecto: el vestido de novia que Ruth lució en su boda.

La boda de Ruth y Pepe en Gijón

Un vestido elegante, hecho de crepé, cuello barco, talle asimétrico en la cadera y faldón cortado a capa que combinaba un corte desnivelado en su parte delantera –dejando al descubierto los zapatos– con una amplia y clásica cola; quizás el detalle estrella del modelo sea el profundo escote de la espalda hasta la cintura, enmarcándola de una forma espectacular, con un elaborado trabajo de superposiciones en guipur de seda. ¡El vestido le sentaba como un guante! Los zapatos artesanos de Miss García, de terciopelo gris y con detalles de Swarowski, daban un toque moderno y original al conjunto, sin perder ni un ápice de elegancia.

Meres Styler, peluquería de Gijón, se encargó del peinado y el maquillaje de Ruth. ¡Estaba guapísima!

El día de la boda, la novia se despertó con la llamada de la floristería El Invernadero, con un ramo que le habían regalado sus amigas y su hermana Paula. Tras una emotiva ceremonia civil en el Ayuntamiento de Gijón, se dirigieron a La Salgar (Gijón), restaurante de los conocidos chefs Esther y Nacho Manzano: un lugar difícilmente superable. El almuerzo fue de pie, tipo cóctel, para que familiares y amigos pudieran disfrutar al máximo de la compañía de unos y otros. En el interior, en un ambiente acogedor y romántico, lleno de velas, disfrutaron de un delicioso banquete.

El toque dulce lo puso Ma petite pâtisserie (Oviedo), que se encargó de la elaboración de la tarta nupcial y de la tarta de cumpleaños de Pepe.

Y, al final, como en todas las bodas, llegó la fiesta: ambientada por la música de DJ David de Eventos Premium, siguiendo las peticiones de las amigas de la novia, que luego lo dieron todo en la pista de baile.

La boda de Ruth y Pepe

La boda de Ruth y Pepe en Gijón

¡Enhorabuena a los novios y gracias a Ruth por elegir uno de nuestros vestidos!